Somos Médicos

medico-secrecaria

 

Bata blanca acongojada

Serena y constante

Con cansancio y sonrisas

Dispuesto a colaborar sin prisas

Es el ritual del aspirante

Del ya recibido y el de salida

Pues este oficio es mágico,

Jamás termina, no se agota

Nadie prescinde, pues eres alguien,

Alguien que lucha, que se agobia

Y aún así siempre continua;

Leyendo- educando-aprendiendo,

Un ciclo constante.

 

Elia Santos

2017