Somos Médicos

medico-secrecaria

 

Bata blanca acongojada

Serena y constante

Con cansancio y sonrisas

Dispuesto a colaborar sin prisas

Es el ritual del aspirante

Del ya recibido y el de salida

Pues este oficio es mágico,

Jamás termina, no se agota

Nadie prescinde, pues eres alguien,

Alguien que lucha, que se agobia

Y aún así siempre continua;

Leyendo- educando-aprendiendo,

Un ciclo constante.

 

Elia Santos

2017

5 Comments

    1. Antonio tienes mucha razón, he visto pacientes gastar mucho dinero en joyas u otra vanidad y cuando se le receta algo, se enojan porque el médico receta medicamentos caros, asi es la vida… lo importante es amar lo que se hace.
      Feliz día Antonio. Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .