No me dejes…

La vida en palabras

Orar-oraciones-biblia

Heme aquí Señor

Inerte en sombras,

Callada en el olvido

Sumergida en la Oscuridad

Heme aquí Señor

Siento que no me miras,

Y al mismo tiempo

Te siento en todo

Te siento en las hojas de mi libro

En el viento que se detiene en mi rostro,

En los ojos que me miran con consuelo

Te siento en mis dedos cuando escribo

Heme aquí mi Dios

Por favor no me abandones,

Mírame de soslayo

Eso sería suficiente

Soy la sombra que entorpece,

Mi espíritu cobarde

Soy la intrépida soñadora

Que te busca con desespero.

¡Te amo!, lo grito

Y no es suficiente,

Mi voz tiene decibeles bajos

Te adoro tanto

Solo, no me abandones nunca

Porque entonces

Me esfumare en el aire

Seré inerte en el olvido.

Simplemente seré nadie.

Elia Santos

2017

Ver la entrada original