Tardes encantadas

Qué dices si nos tomamos un café

Y nos sambullimos en recuerdos

Pláticas amenas

Historia resueltas

Memorias sueltas

¡Ah recuerdo!

No te gusta el café

Entonces té

Y te cuento mientras tanto

Que la vida ha ido bien

Que he roto los complejos

Que he matado los miedos

Que he encontado el equilibrio…

¿y tu qué me dices?

¿Qué quieres vino?

Pues vino sera

Pues importancia no tiene

Si es café, vino o té

Estoy ansiosa de verte

Y explicarte, si quieres

Que he soltado esos amarres

Que tanto insistias

Que el daño que hacian

No han dejado huella

Pues tus palabras insistentes

Sabias y fuertes

Las he escuchado…

Y en resumen te quiero decir

¡Gracias por estar aqui!

Elia Santos

Junio 2019