Amarillo

Y una noche llena de susurros

Desperté escuchando

Melodias de colores

Amores y emociones

¡Que las penas de noche

Han dejado de existir!

Me dijeron suevemente

Yo no creí, las sombras

Llevaban azotándome

Hacia tanto tiempo

Que le temia a las noches

Habia dejado de creer

Habia dejado de soñar,

Ahora reconozco el color blanco

Inclusive

El amarillo.

Elia Santos

Sept. 2019