Madre

Y decirte que te veo, aún cuando duermo

Despertar y sentir que estás cerca cuando en realidad estás tan lejos

Tu recompensa no llega, y yo me he cansado de buscarla

Y aún así no te separas, eres amor infinito; un manantial que no acaba.

Te he llenado de versos, de preocupaciones y de abrazos

¿dónde estás corazón?

Aquí estoy ¿me escuchas?

Estamos lejos y más cerca que nunca

Madre, los lazos no se rompen cuando se han creado con el alma.

Elia Santos