Toda tuya

Quisiera darte un fragmento de mi vida
de esos pequeños que no conoces.

Quisiera arrancarme un pedazo de infancia
envolverlo en esperanzas.

Hay tormentas que me siguen

No llueve en nuestro hogar
no hay nubarrones grises.

Quisiera regalarte mis pensamientos,
fugaces, mudos y sin vida.

Ya no hay nada que esconder
y mucho que decir...

Te regalo un pasado que no puedo colorear.

Te brindo mis sueños de adolescente,
que florecían día a día como una flor en abril.

Te doy un pedazo de mi mundo,
arcoiris y sombras.

Te brindo con humildad lo desconocido;
el futuro con pinceles, tintura de colores.

Elia Santos
2020