Llantos

images

Recordando una de mis primeras poesías.

¿Qué nos queda después de llorar?

Dudo mucho que sea la conciencia tranquila

Mucho menos la paz absoluta

Sin duda será la misma miseria

Unamos nuestras voces

Gritemos al Unisono

Clamemos altos

Nuestros infortunios

No agotemos nuestras fuerzas con llantos

Tomémonos de las manos

Gritemos alto

Hagamos que el cielo nos escuche

Que los pájaros tiemblen por nuestro eco

Que retumbe al otro lado del muro

Que se estremezcan los cimientos

De tumbas impunes.

Elia Santos

2017