Consecuencias del coronavirus

Cada viernes por la tarde tres amigas se reunían para contar las novedades de la semana, era una costumbre tan arraigada, que ya ni tan siquiera se llamaban para confirmar su cita en su acostumbrado café vespertino. Y así pasaron los años, hasta que cierto día fue necesario hacer la llamada de confirmación, las noticias ensombrecieron ese día y una impactante noticia; el café estaría cerrado hasta nuevo aviso.

Y por primera vez, aquellas tres mujeres hicieron uso de algo que los jóvenes usaban tanto “Videollamada grupal” y para avanzar más en la tecnología; un grupo de WhatsApps. Y de esa forma aquellas tres mujeres valoraron la tecnología, recordando con nostalgia su lugar de años, el cual era su tema de conversación, pues no tenían novedades que contar.

Elia Santos

2020