A la media noche… A ustedes tres

Anoche en la soledad recordé

Los tiempos soleados, el cometa;

Que en el aire a lo lejos ondeaba

Para aquellos tiempos ya me consentían

Y me llamaban “La luz de mi vida”

Crecí consciente de ser “Lo mejor en sus vidas”

Y de grande me lo afirmaban cada día

Motivo fue para que yo me mostrara egocéntrica,

Como un bebé que comienza a vivir.

Me tocó aprender la realidad de la vida,

a veces con azotes, o con misericordia.

Así como las olas del mar

Que se levantan constantemente

Y como las nubes que se llenan con sus gotas,

Perfecta fue mi vida gracias a ti, mujer

Mujer de ojos castaños y manos gruesas

Que, en una mirada, el mundo se reflejaba

Los cuadernos me revisabas y yo sedienta

Devoraba tus lecciones.

Crecí segura y protegida gracias a ti, mujer

De cabello largo, que en las tardes más largas

Cepillé con devoción, y en los domingos

nos enseñábamos juntas a soñar y cuando

la oscuridad entraba por la ventana

nuestras memorias se encendían chispeantes.

Aprendí de Fe, a luchar y a ser valiente

Gracias a ti, mujer; cabellos de plata

Ojos de hierro, corazón galopante.

Ahora tengo el cálido aroma que reconforta cada día

Las tengo a las tres y lo tengo a él.

Hoy les puedo decir que la soledad

Ya no es mi asidua compañera, pero cuando llega

Pienso en ustedes tres.

Elia Santos

2020

4 comentarios sobre “A la media noche… A ustedes tres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: