Sopla el viento…

Sopla el viento llevándose mi murmullo

En busqueda de metas cumplidas

El hambre voraz deja ciego

A quien sin pensar vive

Lleno de sueños.

Elia Santos

2020

Retrato de una cumpleañera

7 de agosto de 1996

Hace un año escribí esta entrada, ahora cumplo treinta y uno y este recuerdo vive en mi memoria.

—Algo traman—pensó una niña.

Su abuela le había tomado las medidas y su madre había llegado con un paquete misterioso envuelto en papel café oscuro, pero nadie le decía nada, su hermana no hacía caso a su curiosidad y la niña seguía pensando.

Un día como cualquier otro, su mamá la bañó personalmente, la peinó y perfumó y sacó del armario un lindo vestido color mostaza, con un escote en forma de corazón en la espalda, ¡y no solo eso! también unas lindas zapatillas mostaza y calcetines mostaza «¡Lo más bello que una niña había visto en zapatos!»

—Hoy cumples siete años— dijo su madre cariñosa. «¡Que sorpresa! ya hacía mucho no celebraba un cumpleaños»

Como una princesa todos los miembros de la familia la felicitaron y por la tarde llegó Don Tavo, el fotógrafo del pueblo para plasmar la sonrisa del cumpleaños número siete, mientras su madre afanada con un espejo por detrás para que también quedará plasmado el coqueto escote en forma de corazón.

En celebración de mi treinta cumpleaños, dejo una memoria que vive en mí.

Elia Santos

¿Cuánto vale mi libro?

Ayer mientras escribía libremente, se me vino una idea a la cabeza, una idea loca; «Me gustaría que mis libros fuesen gratis para siempre»

Ya convencida desde antes de comenzar a escribir que no me haré millonaria por ello. Para mi escribir no es un trabajo, ¡amo escribir!, tengo una imaginación inagotable consecuencia de mi hiperactividad por lo que varios títulos e ideas merodean mi mente día y noche.

Ahora con el recién descubrimiento de la autopublicación a cero costo más que la de la corrección, me he vuelto un poco loca.

Extraño los conversatorios en las universidades, compartir con los alumnos que leían mi libro en mi país, ver sus rostros ansiosos a la espera de mis palabras y mucho de ellos queriendo mi consejo para escribir.

Cando recuerdo todo esto me pregunto ¿cuánto vale lo que escribo? ¿dinero o satisfacción?

No tiene precio la satisfacción de encontrar un lector que le haya encantado tu libro, es la misma satisfacción cuando de repente lees un libro sin previa recomendación y se convierte en tu libro favorito.

¡Son sensaciones insuperables!

Bailan las letras

Tengo un mar de libros abiertos en mi memoria

Que lloran ausentes a mis ojos embriagantes

Un océano de historias no descubiertas

Ante un reloj que deja cada hora en el olvido

Inquieta ante las ideas más deslumbrantes

Mis ojos sobreviven a la prolongada sequia

Y ávidos son los recuerdos; efímeros y brillantes

Tengo miles de versos para recordarlos.

Al caer la noche, brillan las estrellas

Brillan las letras que he aprendido

Y bailan sobre las paginas estrujadas

Que de tanto uso ya saben a miel.

Elia Santos

Autopublicación de una novela

He estado las últimas semanas pensando y reflexionando, investigando y pidiendo consejos a varios escritores y aun así seguía analizando la situación ¡Hasta que me decidí! He vuelto a autopublicar otra novela en KDP Amazon (Kindle Direct Publishing)

Hace unos meses escribí una entrada acerca del ensayo de Octavio Paz; La doble llama: amor y erotismo y cómo me ayudó a cerrar la novela que estaba escribiendo, en esos momentos no tenia nombre, pues ahora lo tiene y se llama; Eva no mordió la manzana, una novela romántico-erótica-feminista.

Esta novela surgió como consecuencia del impacto de varios movimientos feministas, algunos dentro del significado de la palabra feminista Y otros movimientos muy alejados de ellas. Yo soy feminista y lo seré siempre dentro del concepto que engloba esta palabra.

Así que, Eva no mordió la manzana, trata de una joven que va por la vida desechando hombres, alejando la compañía masculina y reactiva a cualquier circunstancia que tenga que ver con el machismo y lo misógino, extralimitando su comportamiento. Hasta que encuentra un hombre del cual se enamora y se siente fuertemente atraída por él, pero perdida en sus propias emociones, se muestra indecisa y a la defensiva, hasta que su abuelo le da a leer el libro de Octavio Paz, La doble llama: amor y erotismo. Mediante la lectura comprende que puede darse una oportunidad y que el erotismo es indispensable en una relación amorosa.

Para publicar este libro solo hice el gasto de corrección, y aunque tengo un poco de miedo al fracaso, me impulso las pobres ventas que he tenido con editoriales de «coedición» (este tema lo dejamos para otro artículo)

Para la portada del libro iba a usar imágenes gratuitas o prediseñadas, pero cuando me puse a investigar, varios libros llevaban en su portada las imágenes que había escogido, me imagino que se debe a que estamos en el tiempo del premio literario 2020 de Amazon por lo cual hay más publicaciones de escritores que buscan posicionarse, así que, para abaratar costes, una fotógrafa de Ávila; Marisol fotógrafos me tomó unas fotos maravillosas y no dude en utilizar una para mi portada. Gracias a ella, a la comunidad Ebrolis, a escritores que conocí a través de Twitter y a muchos más, el libro Eva no mordió la manzana estará a la venta el 17 de julio del 2020, esperando su ayuda a la difusión ya que, aunque tengo algunos planes para la promoción, aún me falta mucha experiencia en este campo.

¡Un abrazo a todos!

Las calles de un pueblo

Las calles polvorientas de un pueblo meditan;
los años de travesía, los caminantes errantes,
La vida en cada pisada, que no llega a nada.
En la esquina solitaria, se esconde una pareja
Dejan un beso; entre polvo y maleza.
Junto a la iglesia, cada domingo,
Feligreses se llevan sus oraciones en cada paso.
Las calles de un pueblo gritan y luego se esconden;
entre sonrisas, llantos y malhechores.
Al final es lo mismo; todos se van,
Nadie regresa.
Las calles de un pueblo meditan…

Elia Santos
2020

Sucia Sociedad

Gritos
Leyendo mi poesía social de hace dos años. Cuando viene a España, estaba decidida en no ver noticias de mi país que me llenarán de tristeza e impotencia.
Pero no puedes tapar el sol con un dedo, allá donde vayas escuchas el grito de la injusticia, la desidia y la maldad que tus hermanos sufren.


¡Oh Dios de los desamparados!
(Tomo mi cabeza entre mis manos)

Un inocente se transformó en despiadado
(Mis manos aún tiemblan al recordar)

Un inocente que creía en la justicia
(Mis ojos se nublan por las lágrimas)

Un inocente que luchaba sin malicia
(Suspiro recordando sus ojos)

Ahora sus ideales son infernales
(Oprimo mis parpados con fuerza,
Necesito olvidar ese recuerdo)

Antes, sus ideales eran celestiales.

Sucia sociedad que transforma al oprimido
Algunas veces en una lápida fría
Y otras veces en infierno maldito;
Ser miembro de una sociedad que te apuñala.
Elia Santos
2018

Qué es y cómo superar el bloqueo del escritor

El bloqueo de escritor es una condición que le ocurre a cualquier persona que se dedique a trabajos creativos y el escritor no es la excepción.

Esta condición generalmente no es permanente, son pequeños baches en la creatividad del escritor; la ansiedad y el temor a no volver a escribir o pensar que lo que escribe no es una obra realmente buena, puede llevarle a la depresión y a la inseguridad.

Ejemplos de bloqueo del escritor y cómo afrontarlo

  1. Desánimo o falta de interés en seguir escribiendo

El más común de todos y muchos no lo identifican como bloqueo. Tenemos la conciencia de que nos gusta escribir, y que el borrador que está a media nos está esperando, llegamos a un punto de la escritura en que nos cansa, algunas veces hasta los mismos personajes de nuestros libros nos llenan de ansiedad.

Es indispensable que al momento de escribir encarnemos a nuestros personajes de la mejor manera. Lo que sientes cuando escribes será lo que transmitas al lector y no queremos que nuestros lectores se aburran, trata de escribir algo que a ti te divierta y cuando sientas desánimo busca a hacer algo que te relaje y te inspire. Yo siempre leo algún libro favorito o leo la biografía de escritores que admiro y eso me hace seguir adelante y escribir. No olvides escribir libremente, escribir sobre algo solo porque el tema está de moda o por alcanzar a más lectores no es aconsejable, obtendrás todo lo contrario “Un libro aburrido” que ni tu lo leerías. Si tu disfrutas escribiendo, alguien que le guste tu género de escritura también disfrutará leyéndolo.

2. Perdernos en la creación de nuestra propia historia.

Suele suceder cuando escribimos libremente, terminamos el borrador y cuando lo leemos hay miles de incoherencias; en el primer capítulo María es la tía de Luis y en tercero, Luis no tiene familia. Este tipo de incoherencias suelen pasar con frecuencia, más si no llevas una estructura de tus personajes.

Una opción viable para manejar este tipo de bloqueo es crear antes una estructura, en formato cuadrado o llaves sinópticas, o si escribes libremente y de un tirón como yo lo hago hay una estrategia que me ha funcionado; hacer árboles genealógicos de los personajes, la edad que tienen, escribo el número de página o capítulo que aparecieron por primera vez en mi manuscrito, y escribo una breve reseña sobre el personaje, así cuando lo vuelvo a sacar me dirijo al cuadro y ya tengo una idea de como enlazar el personaje enriqueciendo la obra.

3. Síndrome de la página en blanco

Llamado también plagblanfobia; es el bloqueo más temido por los escritores. Es una situación que le puede pasar a cualquiera, hasta los escritores famosos y con grandes carreras literarias les ha ocurrido.

Consiste en el miedo de enfrentarse a una pagina en blanco, y que esta pueda estar así por más tiempo, son incapaces de escribir algo y la ansiedad es mayor al ver la página por tanto tiempo.

La creatividad surge de nuestra mente y nuestra mente no es una máquina, la presión que ejercen los demás o incluso la tuya puede perjudicarte. Si te sucede esto, antes de sentarte a escribir realiza actividades que te relajen, ve a un lugar que te inspire y cuando te sientes a escribir no lo hagas como obligación, si no surge nada de tu mente has este ejercicio que yo lo llamo; La ruleta de las palabras.

Abre el diccionario y escribe la primera palabra que veas, lo vuelves a cerrar y abrir y escribes la segunda palabra, has esto hasta cinco veces. Cundo tengas las palabras escritas sobre la página en blanco o en tu ordenador, trata de hacer un breve relato con ellas, veras como poco a poco la pagina ya no es blanca y comenzaras a escribir sin tanta fobia.

En casos extremos, muchos escritores acuden a una ayuda profesional, por medio de la terapia cognitivo conductual.

Espero que este artículo le sirva a alguien, y recordemos que todo lo que no propongamos lo podemos lograr.

Bloqueo

Tecleaba rápidamente para que sus dedos pudiesen volar junto con su imaginación; así lo hacía cada tarde, desde abril. Repudiaba el hecho de que el mesero le hiciera perder el tiempo cuando le llevaba el café y le brindaba una sonrisa. Pero cortés como era, le brindaba un gracias y una sonrisa también; sus dedos volvían a volar majestuosos. Hasta que un día las teclas se le confundieron y cuando leyó lo que había escrito, ¡nada tenía sentido!

Elia Santos

2017